La Vera. Retiro del Emperador

Esta hermosa tierra fue elegida, como último destino, por un gran viajero, el emperador Carlos V, buscando, tal vez, una aproximación al prometido Paraíso. No en vano, algún cronista había ubicado aquí los campos elíseos. Y es que en La Vera toda la belleza se reúne, desde las nevadas cumbres de Gredos hasta la fértil vega regada por el Tiétar, plasmada en una amplia diversidad de paisajes.
Qué buscarían aquellos ojos cansados en esta recóndita tierra: la luz serena de sus bosques, la música inefable del agua rota en las gargantas, el perfume multicolor de las dulces primaveras… Todas las tierras de Europa un día ambicionadas, condensadas finalmente en un rincón de Extremadura. Todas las batallas, detenidas finalmente en la paz inabarcable de estos campos y en el lento latir de la vida de sus pueblos. Fue un último viaje; quizá el mas duro de todos, pero era preciso para lograr finalmente la paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: